Seguínos en las redes...

Seguínos en Facebook! Seguínos en Twitter! Seguínos en Instagram!

viernes, 26 de junio de 2020

Degustamos el portfolio de Bodega Los Maitenes

Aprovechando la cuarentena tuvimos oportunidad de degustar las cinco etiquetas de bodega Los Maitenes, fundada en 1904 en Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza. Su dueña es María Marta Sottano y su enólogo Matías Macías.

La bodega cuenta en la actualidad con 9 ha plantadas con Malbec, Cabernet Franc, Petit Verdot, una parcela pequeña de Ancellota y Raboso, cepa originaria del Veneto italiano, la característica distintiva de la bodega. El equipo técnico trabaja con selección clonal a nivel de cuarteles seleccionando las plantas para cada vino. El rendimiento promedio es de 6 toneladas por hectárea.

Como dijimos, la bodega elabora cinco etiquetas, dos bajo la linea Conciliador, un entry level, pero no tan básico ya que entre crianza en madera y estiba en botella pasa 12 meses, y tres etiquetas bajo la linea Primer Siglo, una de ellas con el nombre Ambicioso, un vino reserva, y las dos restantes con el nombre de Bélico, gran reserva. Uno de los Bélico es un varietal 100% Raboso, una apuesta fuerte de Los Maitenes.

Los Conciliador comparten el proceso de elaboración: luego de una doble selección de racimos y granos, pasan a prensa y son llevados a una maceración prefermentativa, en frío, por un periodo de 2 días. Luego de la fermentación alcohólica, el mosto se deja macerar por otros 10 a 15 días. Luego de la fermentación maloláctica, el vino pasa un tiempo de crianza en barricas de roble de 6 meses y de estiba en botella de al menos 6 meses.

El Conciliador Malbec 2017 nos revela aromas a fruta roja con algunos matices especiados. Esas notas especiadas vuelven a encontrarse en boca, junto a una acidez media y taninos muy domados. Resulta muy agradable en boca, de final medio.



El Conciliador Blend, también 2017, es 50% Malbec y 50% Cabernet Franc. Los aromas especiados están mucho más presentes, recordando al mentol o al eucalipto, y se combinan perfectamente con las notas a fruta roja. En boca es muy franco, recordando tanto a la fruta como a las especies. De acidez media y taninos moderados, presenta una final medio muy agradable.

En el caso del Primer Siglo Reserva Ambicioso Malbec 2016, el proceso empieza con la cosecha manual en cajas plásticas de 20 kg, doble selección de racimos y granos y una maceración pre-fermentativa, en frío, de 15 días. Luego de la fermentación alcohólica, el mosto queda en entre 10 y 15 días en maceración post fermentativa. La fermentación maloláctica tiene lugar en barricas de roble. Una vez terminada la elaboración, el vino queda 10 a 12 meses en barricas de roble francés y un mínimo de 10 meses de estiba en botella antes de salir a la venta. De nariz muy elegante, con aromas que recuerdan a las cerezas y las guindas y algo de higo, que podría ser aporte de la madera. Después de unos minutos en la copa aparece las notas características a fruta roja como la ciruela del Malbec. En boca resulta franco, de acidez media, taninos sutiles y de final medio a prolongado.

Los tope de gama de la bodega son dos gran reserva, un blend de cuatro cepas y el Raboso.

El Primer Siglo Gran Reserva Bélico Blend 2013 está elaborado con un 40% de Malbec, un 35% de Raboso, 15% de Petit Verdot y el 10% restante de Cabernet Franc. El proceso de vinificación llevó una maceración prefermentativa en frío de 2 días y maceración postfermentativa de entre 10 y 15 días. La fermentación maloláctica tiene lugar en su totalidad y el vino pasa 18 meses en barricas de roble francés y americano y un mínimo de 12 meses de estiba en botella. En nariz se presenta elegante y complejo, con notas frutales bien marcadas al comienzo, que dan lugar a otras notas más especiadas y terminan en notas que recuerdan a la vainilla y al caramelo. En boca es de acidez media, taninos marcados pero no invasivos, de final prolongado con un retrogusto que recuerda el paso por madera. Muy rico vino.



El Primer Siglo Gran Reserva Bélico Raboso 2015 es un 100% varietal. Los Maitenes es la única bodega en el país que elabora vinos con esa variedad. Le preguntamos al enólogo de la bodega, Matías Macías por su experiencia con esta variedad: "Después de 7 cosechas, ¡Todavía encuentro cosas nuevas! Se presta muy bien para vinos de guarda. Es una variedad de ciclo largo, si bien solemos cosechar el resto de las variedades en la ventana del 20 de marzo al 20 de abril, ¡Llegamos a cosechar el Raboso en mayo! Siempre es el último en levantar. Tuve la oportunidad de elaborar vinos de esta variedad de distintas zonas, da vinos muy ricos y sorprendentes, ¡Creo que se merece una etiqueta!"

El proceso de vinicación del Bélico Raboso implicó 10 días de maceración prefermentativa en frio y otros 10 días de maceración postfermentativa. Luego de la fermentación maloláctica, la crianza en barricas de roble francés fue de 24 meses y otros 12 meses en botella antes de salir a la venta. Muestra una nariz muy potente a la vez que elegante, recuerda a fruta roja bien madura que da lugar a notas de tabaco aportadas por la madera. Franco en boca, de acidez media, con taninos bien presentes y un final prolongado. Un vino muy interesante por la cepa poco común con la que fue elaborado y que vale la pena probar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario